Cómo poner la sección de educación en tu CV

Cómo poner la sección de educación en tu CV

Junto con la experiencia laboral, la formación académica es uno de los apartados de mayor peso en el CV. Aunque a primera vista puede parecer sencillo listar tus estudios, la mayoría de los candidatos incluyen mucha información o, por el contrario, muy pocos datos. Hallar el balance y brindar los puntos más sobresalientes de tu educación es clave para atraer la atención del reclutador y aumentar tus posibilidades de ser contratado. ¿Debo colocar primero la educación o la experiencia? ¿Es necesario poner el bachillerato en el curriculum vitae? ¿Cómo incluir una formación incompleta o en curso en el CV? Todos estos interrogantes serán respondidos en este artículo.

¿Deberías incluir tu educación en tu CV?

Sí, todo currículum requiere de una sección titulada “Educación” o “Formación académica”. Es indispensable. No importa si te postulas para cubrir un puesto de trabajo que no requiere un nivel de estudios superiores o que no se relaciona con lo que has estudiado previamente. Tus estudios, ya sean completos, incompletos o en curso, deben estar en el CV.  

La formación académica es una de las partes básicas de todo curriculum vitae porque demuestra, ante todo, que tienes la perseverancia, capacidad y responsabilidad para embarcarte en diversos programas de estudio. 

¿Qué es lo que los empleadores quieren ver en la sección de formación académica de tu CV?

La sección de educación es clave en todo currículum. Tanto para las ofertas de empleo que requieren un determinado título universitario o terciario (enfermero/a, docente, médico, abogado, etc.) como para los trabajos no calificados (operadores de estación de metro, electricistas, carpinteros, conserjes o empleados en tiendas de distintos rubros). Más aún, para los estudiantes y candidatos sin experiencia, los estudios son la parte más fuerte del CV. 

Más allá de demostrar que cuentas con las competencias académicas para desarrollar determinadas tareas o tienes el título habilitante para desempeñarte profesionalmente, tu educación demuestra tu interés por aprender, así como tu capacidad intelectual, responsabilidad, voluntad y compromiso. Si quieres causar una buena impresión en los reclutadores, la formación académica debe estar bien redactada y presentada. 

Información sobre educación en tu currículum vitae

Generalmente, se recomienda presentar la formación académica de forma cronológica inversa, es decir, desde lo más reciente hacia lo más antiguo. Para incluir tu educación en tu curriculum vitae, siempre tienes que proporcionar la siguiente información: 

  • Título obtenido o nombre del programa: Será bachillerato para la educación secundaria, por ejemplo, “Bachiller en Ciencias y Tecnología”, o bien “Graduado en Derecho” o “Magíster en Políticas Públicas”. 
  • Nombre de la institución o del centro educativo: Universidad, escuela secundaria, centros de capacitación del ámbito público o privado, con su denominación correspondiente. Recuerda colocar primero el nombre completo con las siglas entre paréntesis, y luego puedes utilizar solo las siglas. Por poner dos casos, la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) o el Instituto Tecnológico Autónomo Metropolitano (ITAM). 
  • Ubicación (ciudad y país) de la universidad u otra institución: Es importante especificar en qué ciudad y país estudiaste porque esto implica que tienes un conocimiento directo de la comunidad de la que forma parte la institución educativa. Asimismo, si has cursado estudios en el extranjero, esto enriquecerá mucho tu CV. 
  • Fecha de graduación: Si has completado tu formación académica, debes incluir la fecha de finalización de tus estudios. Para los estudios actuales, que aún están en progreso, debes colocar la fecha estimada de culminación. 

Además, puedes agregar tu rendimiento académico para demostrar que has sido un estudiante dedicado y sobresaliente, así como menciones de honor (calificaciones, actividades extracurriculares, asistencia). 

En el caso de las carreras universitarias de grado y algunas de posgrado (maestrías y doctorados), en el último año suele realizarse una tesis. Si este trabajo final de investigación tiene relación con el puesto de trabajo al que te postulas, no dudes en incluir su título dentro del apartado de educación. Podrás profundizar sobre ello en tu carta de presentación

Consejo de experto

La educación infantil nunca debe ser mencionada en el curriculum vitae. Con respecto al nivel secundario, sólo debes incluirlo si eres un estudiante que está buscando su primer trabajo o un empleo de verano, o si recientemente te has graduado. Cuando ya acumulas unos años de trayectoria y tienes otras formaciones, la educación secundaria debe ser quitada de tu CV.

Cómo poner tu educación completa

Cuando ya has finalizado la formación, puedes colocar el título profesional, a saber, “Técnico en Lenguas”, “Analista en Computación” o “Docente de Nivel Inicial”, o bien la denominación del curso o programa de estudios, tales como “Mecánica y Electrónica de la Motocicleta” o “Auxiliar en Liquidación de Sueldos”. Luego, incluye el establecimiento educativo y el lugar (ciudad o localidad). Por último, agrega el año de graduación universitaria o de finalización del curso o certificación. 

En el caso de los estudios superiores (universitarios y no universitarios), puedes optar por mencionar tu promedio académico, solamente si este es sobresaliente y fortalece tu candidatura. Asimismo, si has realizado una tesis o monografías sobre temas vinculados con la vacante de empleo, es conveniente que lo incluyas para adaptar tu currículum. 

Veamos un ejemplo para citar tu educación en el curriculum vitae: 

Especialista en Psicología Deportiva - 2022

Universidad de Lima, ciudad de Lima 

Licenciado en Psicología - 2020

Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), ciudad de San Miguel 

  • Rendimiento Académico: 18,6 (opcional) 
  • Tesis: “Indicadores de ansiedad en un equipo de fútbol de la sub-20 Municipal de San Miguel” (opcional)

Cómo incluir tu educación en curso

Es muy frecuente que los estudiantes busquen un trabajo antes de graduarse. En estos casos, es necesario aclarar que todavía se está cursando determinado programa de estudios y añadir el año estimado o esperado de finalización. A modo de ejemplo: 

Licenciatura en Diseño Multimedial

Universidad Nacional de La Plata, ciudad de La Plata

2020 - presente (fecha de graduación esperada: 2024)

En el caso de estudios sin terminar, pero que no planeas continuar, es decir, que has abandonado por diversas razones, se recomienda incluirlos solamente si son relevantes para el puesto de trabajo o si has acumulado bastantes créditos o has aprobado un porcentaje considerable de asignaturas. Por poner un caso: 

Profesorado en geografía

Universidad de Málaga, ciudad de Málaga

2021 - 2022

  • 60 créditos

Muchas empresas valoran que hayas transitado aunque sea un par de años en una institución de prestigio. No obstante, si has comenzado y dejado varias carreras, no es recomendable incluirlas a todas porque podrías transmitir una imagen de falta de proyección profesional o compromiso. 

Cómo mencionar tus estudios en el exterior

Los estudios en el exterior hacen que tu CV brille entre los demás. El desafío suele ser adaptar los títulos, los logros o la escala para medir el rendimiento académico utilizados en el país donde estudiaste a los del lugar al que pertenece la empresa o institución. 

Por ejemplo, en los Estados Unidos el rendimiento académico (GPA) en la universidad se expresa en una escala de 4 o 5 puntos. Sin embargo, a la hora de escribir tu CV en español es recomendable que lo conviertas a la escala del sistema de calificaciones del país en cuestión. Por ejemplo, un GPA de 3.7 equivale a un promedio de 9 para México y la mayoría de los países hispanohablantes, con excepción de Perú que califica de 0 a 20 y Colombia que califica de 0 a 5. 

Entonces, veamos cómo poner tus estudios en el exterior en tu curriculum vitae que realizaste un “Business Master’s” en la Universidad de Maryland en Estados Unidos con un GPA de 3.8 sobre 4: 

Maestría en Negocios (Business Master’s) - 2020

Universidad de Maryland. Ciudad College Park (EE. UU.) 

Rendimiento académico: 9,8

Dado que existe el modelo de currículum Europass en diversos idiomas (inglés, español, francés, italiano, portugués, etc.), puedes utilizarlo como una herramienta para hallar las equivalencias en títulos y programas de estudios. 

Cómo poner la información sobre la educación secundaria

En el caso de la educación de nivel secundario, no siempre es necesario añadirla en tu CV. En realidad, sólo es recomendable cuando tienes pocos años de experiencia laboral o aún eres un estudiante. Para incluir correctamente el bachillerato en tu currículum, tienes que agregar el título, la especialidad (ciencias naturales, humanidades, turismo, idiomas, artístico, entre otras), el nombre del establecimiento, la ciudad y el período de tiempo de cursado. 

Aquí te dejamos un ejemplo de cómo poner tu educación secundaria en el CV: 

Bachiller con orientación en Humanidades 

Centro Santa Bárbara, Madrid. 

2016 - 2020

Para enriquecer tu CV sin experiencia, puedes incluir en tu educación secundaria tus mayores logros, tales como becas, intercambios, premios y menciones honoríficas. 

Cómo incluir certificados y diplomas de formación adicional en tu CV

A medida que pasan los años, los cursos, las diplomaturas y los cursos son numerosos. No es posible incluirlos a todos en el currículum, ya que la sección de educación quedará demasiado extensa y, además, poco adaptada a la oferta laboral. 

Si tienes demasiados estudios, puedes crear una sección de formaciones adicionales y colocar en tu formación académica sólo los programas más extensos (licenciatura, profesorado, maestría, doctorado). Por su parte, los cursos relacionados con el empleo al que aspiras deben ser incluidos de la siguiente manera: nombre del curso o diplomatura, institución, año de finalización y duración (días, semanas o cantidad de horas). Es opcional especificar la modalidad, es decir, virtual, presencial o semi-presencial. Veamos un ejemplo ilustrativo: 

Curso de Adobe illustrator - 202

Coderhouse - Modalidad 100 % en vivo

Duración: 6 semanas

“Si tienes demasiados estudios, puedes crear una sección de formaciones adicionales y colocar en tu formación académica sólo los programas más extensos (licenciatura, profesorado, maestría, doctorado)”.

¿Dónde ubicar la sección de educación en tu CV?

Como habrás notado en la mayoría de plantillas profesionales para curriculum vitae, la ubicación de las secciones de experiencia profesional y educación se pueden invertir según el caso. Cuando los candidatos son inexpertos y tienen una trayectoria laboral escasa o todavía están estudiando, lo mejor es colocar la formación académica justo después del perfil profesional y luego la experiencia. 

De esta manera, la parte del CV con mayor peso y riqueza, es decir, la educación, queda al comienzo del documento, lista para impresionar al reclutador. Si has sido becado, tienes un buen rendimiento académico, has ganado premios o, mejor aún, has participado de intercambios, la sección de “Estudios” dará una excelente imagen de ti como postulante. 

En cambio, cuando tienes experiencia laboral superior a tres años y, sobre todo, has tenido responsabilidades y logros profesionales que ameritan un lugar destacado en el CV, lo mejor es colocar la experiencia antes y la educación después. Simplemente se trata de una decisión estratégica con la finalidad de captar la atención del empleador o reclutador.  

Otros consejos para incluir tu formación académica en tu currículum

Dado que la educación es uno de los aspectos más relevantes de tu CV, aquí te dejamos algunos consejos útiles para tener éxito en la búsqueda de trabajo: 

  • Adapta siempre tu formación académica a la oferta laboral. El reclutador quiere ver las cualificaciones necesarias para el cargo vacante, no leer una lista interminable de cursos y certificaciones. 
  • Atrévete a mostrar tus logros académicos: Un buen rendimiento, una beca o incluso una mención de honor sirven para diferenciarte del resto de los candidatos y captar la atención del reclutador. 
  • No mientas o exageres sobre tu educación. Cada programa de estudios o curso mencionado tiene que poder ser demostrado. 
  • Incluye tu rendimiento académico solamente si es sobresaliente, por ejemplo, 8,5 o más. 

Puntos clave sobre la educación en el curriculum vitae

La educación es un componente esencial de todo CV. El título obtenido, el nombre del establecimiento educativo, la ciudad y la fecha de finalización son los datos básicos que debes incluir en cada ítem de la formación académica. Recuerda adaptar siempre tu candidatura al puesto vacante para no poner información de relleno o irrelevante que hagan que el reclutador pierda el interés. 

Para crear un currículum vitae atractivo, profesional y prolijo, no dudes en utilizar Jobseeker. Ofrece plantillas de cartas de presentación y CV, que son fácilmente editables y te permitirán ahorrar mucho tiempo cuando llega el momento de adecuar este documento a una oferta laboral nueva o bien actualizar la sección de educación. 

Invertir en tus estudios no sólo te convierte en un profesional más calificado, si no que también demuestra al potencial empleador que estás interesado en aprender y progresar. En el mundo laboral actual, actualizar tus conocimientos es esencial para destacarte y conseguir tu trabajo soñado.

Gánale a la competencia

Haz que tus solicitudes de empleo destaquen entre el resto de candidatos.