Cómo hacer un currículum sin experiencia
Written by Romina Cerutti, Redactora • Last updated on 18 de abril de 2024

Cómo crear un currículum sin experiencia

Aunque la situación parezca complicada, las ofertas de empleo destinadas a candidatos inexpertos serán tu pase de entrada al mercado laboral y cuando menos te lo esperes encontrarás un trabajo. Por eso, si quieres comenzar tu carrera profesional, pero no sabes qué poner en un CV sin experiencia, este artículo es para ti. ¡Sigue leyendo!

Conseguir el primer empleo es todo un desafío. Tu curriculum vitae es la principal herramienta para captar la atención del reclutador, pasar a la entrevista y, finalmente, ser contratado. Por eso, a la hora de hacer un CV sin experiencia laboral tienes que esmerarte lo máximo posible y cuidar cada detalle.

¿Cómo hacer un currículum para buscar trabajo por primera vez?

Un curriculum vitae efectivo de un candidato sin experiencia tiene las mismas secciones básicas que las de una hoja de vida de un profesional experto. La diferencia radica en qué apartados tendrán mayor prioridad y en cómo se organizará la información para causar una muy buena primera impresión en el encargado de selección de personal. 

Información personal

Los datos de contacto de tu CV comprenden tu nombre completo, tu número de teléfono y tu dirección de correo electrónico. Quizás tengas que crear un nuevo correo electrónico profesional, ya que muchas personas tienen uno con un nombre de fantasía, como “haditaazul@gmail.com” o “martincito10elmejor@hotmail.com”, que suenan inmaduros y restan mucho, al punto de que el reclutador podría decidir descartar tu solicitud. 

El encabezado del documento está conformado por tu nombre completo y, opcionalmente, por tu profesión u oficio. Una foto puede acompañar esta sección y, de hecho, le da un toque más personal a tu CV, pero siempre debes investigar cuáles son las políticas de la empresa o institución. En algunos países, como Reino Unido, está prohibido hacerlo. Si optas por incluir una fotografía, esta debe ser profesional, con tu rostro en primer plano, un fondo neutro y buena iluminación. Nunca debes poner una selfie o una imagen de tu graduación, fiestas o vacaciones. 

Otra información opcional, pero que puede sumar mucho valor, es añadir un enlace hacia una red social profesional, como LinkedIn, Viadeo o Xing. Otro dato que puede ser relevante según el puesto de trabajo es si posees carnet de conducir y/o coche propio. 

Hoy en día, ya no se usa poner en el CV tu nacionalidad, tu estado civil, tu edad o si tienes hijos o no. En cuanto a la dirección postal, puedes informar sobre la ciudad y el país en que vives, pero no es necesario brindar la dirección exacta de tu hogar. 

Tip

Si no tienes un perfil en redes sociales profesionales (LinkedIn, Xing, About.me, Viadeo u otras), puedes crearlo en paralelo, mientras escribes tu currículum. De esta manera, ambos estarán en consonancia. Ten en cuenta que muchas veces el encargado de recursos humanos visita tu perfil en redes profesionales (o incluso en Instagram, Facebook o Twitter) para obtener más información sobre ti.

Extracto o perfil profesional 

El extracto o perfil profesional es una oportunidad que no puedes perder para transmitirle al reclutador quién eres, cuáles son tus intereses y motivaciones para solicitar el empleo, y por qué debería darte el trabajo. Ya que no tienes experiencia, es una gran idea comenzar tu CV enfatizando sobre tus metas y objetivos profesionales. 

Generalmente, este apartado tiene unas dos o tres líneas, y se titula “Perfil”, “Sobre mí” o “Acerca de mí”. De manera breve, clara y atractiva debes incluir tu nivel máximo de estudios (universitario, preuniversitario o bachillerato) finalizado o en curso. Seguidamente, explica qué quieres aprender en ese cargo y qué le podrías aportar a la empresa, sin sonar arrogante. 

El punto fuerte de los currículums sin experiencia son las habilidades y aptitudes transferibles, es decir, aquellas que has adquirido durante tu vida y que son valiosas tanto para el ámbito laboral como para otros entornos. Ejemplos de habilidades transferibles son el trabajo en equipo, la comunicación efectiva (oral y escrita), la creatividad y la organización. 

Formación académica 

Una diferencia entre un CV con y sin experiencia es que en este último caso la sección de formación académica se coloca antes que la de experiencia laboral. Sucede que tu educación y tus logros académicos serán claves para captar la atención del reclutador y sobresalir entre los otros candidatos. 

Además de incluir tus niveles de estudio o de instrucción (secundario/bachillerato, terciario/preuniversitario o universitario), las actividades extracurriculares son claves en una hoja de vida sin experiencia laboral. Incluye tu participación en olimpiadas, programas de intercambio estudiantil (nacionales o internacionales) o en clubes (ciencia, literarios, tecnología, entre otros). Los cursos sobre distintas disciplinas y las certificaciones de idiomas también son bienvenidos. 

Si has tenido un buen promedio académico o has sido parte del tradicional “cuadro de honor”, sería conveniente que lo pongas en la sección de formación académica. Asimismo, existen otros logros valiosos, como por ejemplo, "Primer/Segundo/Tercer Lugar en las Olimpiadas Nacionales de Biología”, “Premio Excelencia Académica” o bien becas que hayas ganado a raíz de tus méritos educativos.  Si has realizado una tesis o monografía para optar por tu título de grado, también puedes incluir su título y dónde fue publicado este escrito. 

Experiencia laboral 

Si piensas que no cuentas con ninguna experiencia laboral para poner en tu currículum, vamos a mostrarte que sí la tienes. En esta sección puedes incluir trabajos temporales (por ejemplo, de verano), prácticas profesionales, pasantías y voluntariados. Más aún, mientras buscas trabajo puedes aprovechar para ofrecerte como voluntario o pasante para enriquecer tus antecedentes laborales.  

Algunas actividades extracurriculares quedan mejor dentro del apartado de “Experiencia” que en el de “Formación Académica” porque dan cuenta de habilidades transferibles, como el liderazgo, la comunicación, la creatividad y la organización. Por poner algunos casos: “Presidente/Vicepresidente/Tesorero del Comité Estudiantil”, “Redactor del Periódico Escolar” o “Moderador del Club de Debate”. 

Otras experiencias que los candidatos sin experiencia suelen pasar por alto son sus labores de colaboración con algún familiar, por ejemplo, en el cuidado de su salud o al cooperar con algún comercio de su padre, madre, tío o abuelos. Si asististe a tu abuelo tras su cirugía de rodilla o si ayudaste a tu madre a reponer mercadería en su tienda de indumentaria, eso dice mucho de ti y podría ser relevante para algunos puestos vacantes. 

Finalmente, tus emprendimientos y proyectos independientes también se colocan en esta sección. Puede ser un blog en el que das consejos para aprender a maquillarse o bien una cuenta de Instagram en la que vendes tazas de cerámica hechas por ti mismo. 

Para reforzar tu experiencia laboral, describe concisamente cuáles fueron las tareas desarrolladas y qué logros obtuviste. Por ejemplo: “Pasantía de Periodismo en París. Tareas: Planificación y realización de reportajes radiales. Logros: Mejora del idioma francés. Mención de honor en el Premio de Reportaje en Español 2022”.  

“Algunas actividades extracurriculares quedan mejor dentro del apartado de ‘Experiencia’ que en el de ‘Formación Académica’ porque dan cuenta de habilidades transferibles, como el liderazgo, la comunicación, la creatividad y la organización”.

Habilidades técnicas y personales

Las habilidades técnicas y personales son cada vez más valoradas por los reclutadores. Las competencias técnicas pueden ser estudiadas y entrenadas, por ejemplo, el manejo de Microsoft Office. En cambio, las habilidades personales se relacionan con tu carácter y con tu forma de desenvolverte en el ámbito laboral o educativo. 

Las habilidades merecen su sección específica. Las plantillas de CV profesionales permiten enumerarlas a través de viñetas o elementos decorativos (líneas, barras, íconos). Durante los estudios y las actividades extracurriculares puedes adquirir numerosas habilidades personales, tales como comunicación, trabajo en equipo, creatividad, liderazgo, razonamiento y gestión emocional. Si fuiste presidente del Comité Estudiantil, seguramente has desarrollado tu liderazgo y comunicación, mientras que, si te desempeñaste como editor de la revista escolar, has cultivado tu creatividad, organización y comunicación. 

Por otra parte, las habilidades técnicas también pueden ser aprendidas y pulidas a través de proyectos académicos, voluntariados y actividades extracurriculares. Por ejemplo, es posible mejorar la redacción mientras se participa en concursos literarios escolares o desarrollar el manejo de herramientas de diseño, como Canva, al ser voluntario en la creación de pósters para una ONG (Organización No Gubernamental). 

En cuanto a las habilidades informáticas en general, la mayoría de los establecimientos educativos tienen asignaturas en las que se enseña el manejo de diversos softwares o programas, como el clásico Microsoft Office. Las habilidades relacionadas con las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) siempre son deseables en un currículum, más aún si no tienes experiencia.  

Otras secciones importantes: aficiones, idiomas y referencias

En un currículum sin experiencia, tienes que incluir toda la información que sea valiosa para la oferta laboral, sin mentir ni exagerar, claro está. Ciertas aficiones y los idiomas pueden ayudarte a compensar la falta de antecedentes laborales y hacer brillar tu CV. 

Aficiones

Mientras que para contratar a un gerente de finanzas el reclutador raramente pondrá su atención en las aficiones del candidato, en un CV sin experiencia laboral los pasatiempos son importantes. Además, una afición cobra mayor relevancia si puedes respaldarla con actividades extracurriculares. 

A modo de ejemplo, poner solamente que te gusta el basketball es un detalle, pero si mencionas que has formado parte del equipo universitario de baloncesto durante un periodo significativo de tiempo esto hace alusión a una persona con disciplina. Del mismo modo, no tendrá el mismo impacto poner “Creatividad” en tus habilidades, que si incluyes en tus pasatiempos elaborar artesanías o pintar cuadros. 

Idiomas

Los idiomas ameritan un apartado propio en el CV sin experiencia porque hablan de tu capacidad para comunicarte con personas de diferentes culturas y, además, son una muestra de tu esfuerzo y dedicación. Lo ideal es definir tu nivel de dominio utilizando términos como “Básico”, “Intermedio”, “Avanzado” o “Fluido/Bilingüe”. 

Cuando se trata de idiomas de origen europeo, es conveniente que especifiques el manejo de la lengua según el Marco Común Europeo de Referencia (MCER), desde el nivel A1 al C2, siguiendo un criterio de menor a mayor competencia lingüística. Si cuentas con una certificación acreditada por una institución de referencia, no dejes de mencionarlo. 

Referencias

En muchos ejemplos de curriculum vitae sin experiencia verás que no hay referencias y, de hecho, no se trata de una sección obligatoria. Sin embargo, ¿qué sucede cuando el anuncio de empleo solicita una referencia? En estos casos, puedes elegir a un antiguo profesor o coordinador, a tu supervisor en algún voluntariado o pasantía, o bien a un consejero escolar. 

Una o dos referencias son suficientes para que el reclutador disponga de un contacto que pueda confirmar las formaciones, pasantías, actividades extracurriculares o habilidades citadas en tu CV. Te recomendamos que le avises a la persona en cuestión que la pondrás como referencia para que no se sorprenda cuando el responsable de recursos humanos se comunique con ella. 

Tip

En un currículum sin experiencia toda formación complementaria es útil para destacarte y mostrar tu proactividad y tu disposición a aprender cosas nuevas. Esto incluye idiomas, aficiones, talleres, cursos y actividades extracurriculares.

Recomendaciones para hacer un CV sin experiencia laboral

Es normal que te sientas perdido a la hora de pensar en cómo hacer un currículum sin experiencia. Sin embargo, existen muchos consejos que puedes seguir para crear un documento que haga sobresalir tu perfil. 

Crea un curriculum vitae adaptado

Una máxima que siempre debes respetar es adaptar tu CV a la oferta laboral. Imagina que si recién te has graduado o eres un estudiante en busca de su primer empleo puedes estar dispuesto a postularte a ofertas laborales muy diversas. Por tanto, cada vez que comiences una solicitud debes revisar tu currículum y adecuarlo a la descripción del trabajo. 

Vale aclarar que, para hacer un curriculum vitae adaptado, siempre tienes que leer atentamente qué es lo que busca el empleador en el anuncio de empleo. Identifica las palabras claves y proporciona solamente la información pertinente para el puesto. 

Elige un modelo de CV cronológico inverso

Para organizar tu CV, debes respetar las secciones básicas mencionadas, pero también es importante que decidas cómo vas a organizar la información. Existen distintos modelos de currículum, aunque los más comunes son el cronológico inverso y el funcional. Al ser inexperto, te aconsejamos que uses el primero que te permite organizar tu educación, actividades y logros desde lo más reciente a lo más anterior. 

Utiliza plantillas

Las plantillas para currículum son documentos editables que te permiten completar tu información en los campos en blanco destinados a cada sección. Utiliza las plantillas del generador de CV de Jobseeker para crear una hoja de vida atractiva y organizada que impresione a tu reclutador y te acerque a tu trabajo soñado. 

Una gran ventaja de las plantillas es que ofrecen un diseño atractivo, pudiendo elegir entre estilos tradicionales, modernos y creativos. Además, gracias a esta herramienta te aseguras de que el formato de tu curriculum vitae es el correcto: tamaño 11 o 12 puntos, letra legible (Arial, Calibri, Verdana) y márgenes de 2,54 cm. Una hoja A4 es suficiente para incluir toda tu información y hacer un CV a medida. 

Acompaña tu CV con una carta de presentación

Una carta de presentación exitosa y de alto impacto debería tener alrededor de 250 palabras. En este escrito debes explicar a qué oferta de trabajo te postulas, por qué te interesa que tu primer trabajo sea en esa empresa o institución, y qué podrías brindarle. No tengas miedo de mencionar cuáles son tus mejores habilidades y cualidades, siempre de manera respetuosa y profesional. 

Postúlate para empleos de nivel básico (“Entry level”) 

En el mundo laboral hay muchos empleos de nivel básico, para los cuales no se requiere experiencia previa y, de hecho, el reclutador espera candidatos jóvenes e inexpertos que estén dispuestos a ser entrenados en la profesión. Saber a qué ofertas postularte te ayuda a no perder tiempo en puestos vacantes que están fuera de tus competencias y capacidades actuales. 

Descubre cuáles son las habilidades más demandadas

Mientras lees anuncios de empleo que te interesan, identifica cuáles son las habilidades técnicas y personales más demandadas. Luego, aprende las competencias técnicas y empieza a cultivar aquellas cualidades de la personalidad que son deseables para el trabajo. Pronto tendrás un CV sin experiencia, pero con las habilidades que el reclutador busca. 

No pierdas el tiempo y aprovecha las pasantías y voluntariados

Las pasantías y los voluntariados son una excelente manera de enriquecer tu experiencia laboral. Por eso, es una buena estrategia realizar este tipo de actividades mientras continúas con tu proceso de búsqueda de empleo. 

Errores que tienes que evitar a la hora de hacer tu primer currículum

La inexperiencia puede jugarte una mala pasada y hacer que cometas ciertos errores que te podrían dejar fuera del proceso de selección. Aquí te dejamos una lista de las cosas que no debes hacer cuando redactes tu CV sin experiencia. 

  • No mientas: Exagerar o mentir en tu CV nunca traerá nada bueno. Los reclutadores leen currículums y entrevistan a personas todo el tiempo, por lo que rápidamente notarán las inconsistencias. 
  • No agregues información de relleno: todos los datos mencionados en el currículum deben tener una relación directa con la oferta laboral. No incluyas información porque sí en pos de alargar, ya que solo lograrás que el reclutador pierda el interés.  
  • Controla la ortografía y la gramática: tanto en tu CV como en tu carta de presentación procura revisar cuidadosamente la calidad de la redacción. Las faltas de ortografía transmiten descuido y dan mala impresión. Puedes pedirle a alguien que lea estos documentos para ayudarte con la tarea. 

Conclusión 

Si bien elaborar un currículum sin experiencia constituye un verdadero reto, no es imposible. Enfocarte en tu formación académica, los voluntariados, las pasantías y las actividades extracurriculares es fundamental para tener éxito. Asimismo, las habilidades te ayudarán a destacarte entre los demás candidatos. 

A lo largo de este artículo, hemos presentado diversos consejos y ejemplos que puedes utilizar como guía para crear un currículum sólido y atractivo. Las creativas y modernas plantillas de carta de presentación y de CV de Jobseeker garantizan que estos documentos luzcan profesionales y cumplan con todos los requisitos de formato y organización. 

Recuerda que hasta los gerentes ejecutivos de las compañías multinacionales más prestigiosas han tenido que buscar su primer empleo alguna vez. Así que procura estar tranquilo, confía en ti y no desistas de la búsqueda de empleo. ¡Jobseeker te brinda todas las herramientas necesarias para que triunfes en este proceso! 

Compartir vía:
Romina Cerutti
Romina Cerutti
LinkedIn
Redactora
Con 10 años de experiencia como copywriter, Romina Cerutti ha escrito más de 100 artículos para guiar a quienes buscan empleo y ayudarlos a conseguir su trabajo soñado.

Gánale a la competencia

Haz que tus solicitudes de empleo destaquen entre el resto de candidatos.

Empezar