Carta de presentación para un cambio de carrera
Escrito por Romina Cerutti, Redactora • Última actualización el 23 de abril de 2024

Carta de presentación para un cambio de carrera

Cambiar de trabajo y rumbo laboral puede resultar abrumador y desafiante, pero un CV adaptado y una gran carta de presentación que lo acompañe aumentan tu posibilidad de ser contratado. Incluso si no tienes experiencia en ese campo o industria, este escrito permite explicar tus motivos para embarcarte en una transición profesional. Jobseeker funciona como una guía para ayudarte a crear una carta de presentación específica para un cambio de carrera:

Importancia de la carta de presentación para un cambio de carrera

Toda carta de presentación sirve para personalizar la candidatura, profundizar sobre las motivaciones del trabajador para solicitar un empleo y destacar las habilidades y competencias compatibles con el puesto de trabajo deseado. 

Si bien es opcional escribirla, cuando se atraviesa un cambio de rumbo laboral la carta de presentación representa una oportunidad invaluable para explicar las razones que motivan un cambio abrupto de trabajo y, al mismo tiempo, mostrar tu potencial y tu valor profesional. 

Hacer un cambio rotundo de trabajo es más común de lo que crees y los responsables de recursos humanos a menudo se encuentran con estos candidatos. Para tener éxito, es muy importante escribir una carta de presentación impactante, que explique de forma clara y concisa qué es lo que te motivó al cambio de carrera, por ejemplo, tener más flexibilidad de horarios, seguir tu vocación o tener un mejor sueldo.

Consejo de experto

Investiga a la empresa o institución para mostrar cómo tus valores se alinean con los suyos y expresar tu admiración. Aunque no tengas experiencia directa en ese sector laboral, el reclutador valorará positivamente tu entusiasmo por ocupar un lugar en la compañía.

Formato y elementos de una carta de presentación para cambiar rotundamente de trabajo

Si exploras diversos ejemplos de cartas de presentación podrás notar que existen ciertas características que se repiten en cuanto a la estructura, la extensión, el tipo de letra y el contenido. Veamos a continuación cuáles son las buenas prácticas para escribir una carta de presentación para un cambio de carrera. 

  • Sé conciso: Una página de tamaño A4 es suficiente para escribir una carta de presentación de entre 250 y 400 palabras que resalte tu valor como posible empleado. 
  • Respeta la organización típica de una carta de presentación: Las partes básicas son el encabezado, el saludo inicial, la introducción, el cuerpo, la conclusión, el cierre y la firma. Al tratarse de un documento formal, los trabajadores deben cumplir con la estructura estándar. 
  • Utiliza palabras claves: Tanto en el curriculum vitae como en la carta de presentación deben aparecer términos específicos que corresponden a requisitos para ocupar la posición vacante. Pueden corresponder a habilidades técnicas y personales, posesión de carnet de conducir, dominio de idiomas, formación académica, etc. 
  • Procura que la carta sea legible: Opta por fuentes sencillas, como Georgia, Calibri, Verdana, Lato o Arial, de tamaño 10-12 puntos e interlineado de 1,15-1,5. 
  • Recuerda que la carta de presentación sirve para retomar información del CV: Ambos documentos deben estar en sintonía, volviendo a mencionar en la carta los contenidos del currículum que son más relevantes para el puesto vacante. 

Primera parte de la carta de presentación para un cambio de carrera 

En este apartado veremos cómo dirigirte al reclutador, explicar para qué oferta te postulas y profundizar sobre tu principal motivación para cambiar de rumbo profesional: 

Abordar al reclutador de manera respetuosa 

Lo primero que debes escribir en la carta es el encabezado, introduciendo primero tus datos de contacto (nombre, teléfono, correo electrónico y dirección postal), y luego los del responsable de recursos humanos (nombre, empresa y dirección de la misma). 

Tras escribir la fecha de envío, debes saludar al responsable de contratación con un “Estimado/a” seguido o no del nombre. Vale la pena investigar quién leerá tu carta para poder dirigirse a él o ella directamente y causar una buena impresión desde el inicio. 

Especificar el puesto deseado

Los reclutadores leen decenas de currículums de trabajadores al día y, por eso, es importante aclarar el cargo al que se aspira y cómo te enteraste de la vacante (portal de empleo, diario, revista, referencias de un jefe o colega, etc.). Por poner un caso: 

“Le escribo con motivo de presentar mi postulación para cubrir el puesto de atención al cliente, cuyo anuncio fue publicado en día de ayer en el portal buscojobs.com”. 

Motivos para el cambio de trabajo y carrera

Utiliza como gancho para llamar la atención algún logro del pasado (experiencia, beca, premio, éxito profesional, proyecto) e inmediatamente expresa que te encuentras en un proceso de cambio laboral. Te dejamos una muestra a continuación: 

“Cuento con 3 años de experiencia como operador logístico que me han ayudado a fortalecer mis habilidades de gestión del tiempo, trabajo en equipo y resolución de problemas, pero actualmente me gustaría hacer una transición profesional hacia el sector de atención al cliente en busca de nuevos retos y una mayor satisfacción”. 

En este ejemplo se mencionan aptitudes del candidato que también deberían aparecer como habilidades en el currículum, ya que fueron cultivadas en un empleo de logística, pero son extremadamente útiles para atención al cliente. 

Segunda parte de la carta de presentación para un cambio de trabajo

Si ya has realizado una introducción cautivante, ha llegado el momento de mostrar en dos o tres párrafos qué habilidades, experiencias, aficiones y estudios has desarrollado previamente y son transferibles o valiosos para tu nuevo rumbo laboral. 

Habilidades transferibles 

Las habilidades transferibles son aquellas que puedes aplicar en distintos contextos profesionales, incluso si las has aprendido en industrias sumamente diferentes. Por ejemplo, si un psicólogo quiere comenzar a trabajar como project manager, sus habilidades de resolución de problemas, comunicación y pensamiento analítico son transferibles de una posición a otra, por lo que vale la pena incluirlas en la carta de presentación. 

Aficiones 

Así como a la hora de hacer un CV sin experiencia las aficiones e intereses pueden aportar información interesante sobre ti, en el caso de un cambio de carrera sucede lo mismo. Si quieres moverte de la industria de ventas a la de informática, tener como afición jugar a videojuegos o crear tus propias animaciones muestra una cierta conexión con el nuevo trabajo. 

Experiencia

Acumular años de experiencia trabajando en cierta empresa muestra tu responsabilidad, compromiso y capacidad de ejecutar correctamente las tareas asignadas. Por eso, puedes resaltar tu trayectoria y usar esta información como puntapié para hablar de tus habilidades, aficiones o estudios. Observa el siguiente ejemplo para una transición desde soporte al cliente hacia community manager: 

“Mis 8 años de ejercicio profesional como representante de atención al cliente me permitieron el desarrollo de habilidades claves para el puesto de community manager, sobre todo comunicación, negociación, resolución de problemas, gestión del tiempo y empatía”. 

Estudios

Si estás interesado en cambiar de carrera o trabajo, empieza por realizar una formación orientada hacia tu nuevo perfil profesional. Además, analiza si en el plan de estudios de tu carrera anterior has tenido algunas asignaturas que sirvan para tu nueva profesión y, de ser, así, menciónalo en tu carta con una oración similar a la siguiente: 

“Mi interés en la decoración de interiores comenzó cuando estudiaba arquitectura y cursé un taller sobre interiorismo. A partir de allí comencé a formarme profesionalmente para transformar mi camino laboral”. 

Tercera parte de la carta de presentación para cambiar de carrera 

En el párrafo de conclusión es esencial reiterar que tu trayectoria profesional previa te ha dado las herramientas para que puedas ejercer tu nueva carrera de manera óptima. Asimismo, no olvides mencionar tu interés en tener una entrevista personal para ahondar sobre tu cambio de carrera o responder cualquier pregunta adicional que tenga el reclutador. Finalmente, agradece por el tiempo destinado a leer tu carta y despídete con “Saludos cordiales”, “Cordialmente” o “Saludos”. Puedes insertar tu firma digital o sólo colocar tu nombre al final.  

Para resultar más persuasivo, ofrécele al reclutador una o dos referencias laborales, por ejemplo, un antiguo jefe, que pueda dar cuenta de tus habilidades, competencias y aptitudes. Recuerda que las referencias en el currículum van en un documento aparte, titulado simplemente “Referencias”.  

"En el párrafo de conclusión es esencial reiterar que tu trayectoria profesional previa te ha dado las herramientas para que puedas ejercer tu nueva carrera de manera óptima."

Puntos clave sobre la carta de presentación para un cambio de carrera

Muchas personas deciden realizar un cambio de carrera o trabajo, incluso cuando tienen varios años de experiencia en una determinada industria. Un currículum profesional y una carta de presentación que explique tus razones para cambiar de profesión son vitales para causar una impresión positiva en el reclutador y conseguir un empleo satisfactorio. 

Para tener éxito en tu nueva carrera, usa las plantillas de curriculum vitae y cartas de presentación de Jobseeker. Son fáciles de completar y puedes editarlas tantas veces como sean necesarias. Además, Jobseeker te ofrece ejemplos de currículum y cartas de presentación para que uses como guías y fuentes de ideas. ¡Anímate a un cambio de carrera!

Compartir vía:
Romina Cerutti
Romina Cerutti
LinkedIn
Redactora
Con 10 años de experiencia como copywriter, Romina Cerutti ha escrito más de 100 artículos para guiar a quienes buscan empleo y ayudarlos a conseguir su trabajo soñado.

Gánale a la competencia

Haz que tus solicitudes de empleo destaquen entre el resto de candidatos.

Empezar