Crear una carta de presentación sin experiencia
Written by Romina Cerutti, Redactora • Last updated on 17 de mayo de 2024

Crear una carta presentación sin experiencia

Escribir una carta de presentación sin experiencia es un reto que vale la pena enfrentar, ya que, si lo haces correctamente, tus chances de ser contratado aumentarán mucho. La clave está en mostrar que eres el candidato adecuado para el puesto de trabajo y que, aunque te falta experiencia, tienes la motivación y disposición para aprender. Lee este artículo para saber cómo hacer una carta de presentación sin experiencia:

Investigar los requisitos del puesto y el perfil de la empresa

Los candidatos sin experiencia, sean estudiantes o graduados, deben buscar ofertas de empleo acordes a sus competencias y habilidades. Si este es tu caso, busca trabajos de nivel inicial que están pensados para personas jóvenes que necesitan recibir entrenamiento y perfeccionar aptitudes.

Una vez que has encontrado un cargo compatible con tu perfil, investiga los valores y las características distintivas de la empresa u organización. Elige aquellos que se alinean con tu personalidad y objetivos, y menciónalos en la carta de presentación cuando expreses tu interés en trabajar en el establecimiento. 

Al demostrar que tu perfil y el de la compañía están en sintonía, el reclutador sabrá que eres una buena incorporación para el equipo de trabajo. Esto también es muy útil cuando necesitas escribir una carta de presentación para un cambio de carrera, lo cual implica un nuevo comienzo profesional. 

Veamos algunos ejemplos de frases para incluir en tu carta que muestran que tu perfil se ajusta al de la empresa y al puesto vacante: 

  • “Como joven profesional, admiro cómo su startup ha escalado a base de innovación y trabajo duro hasta formar parte del selecto grupo que lidera la industria del marketing a nivel nacional. Me identifico profundamente con el dinamismo, el perfeccionamiento constante y la adaptabilidad al cambio que distinguen a su empresa”. 
  • “Me entusiasma pensar en que mi primer empleo sea en una institución ampliamente reconocida por su ética y compromiso con la comunidad de pacientes, ya que considero que un acompañante terapéutico debe poseer habilidades técnicas y humanismo en partes iguales”. 

Atrae la atención con una introducción cautivante

Si lees buenos ejemplos de cartas de presentación, verás que todos se caracterizan por tener un primer párrafo que especifica, primero, el puesto solicitado, y, segundo, dónde se vio el anuncio o si se trata de una autocandidatura. Además, es importante que expreses en tu introducción tu entusiasmo por trabajar para la empresa. 

Para captar aún más la atención del encargado de recursos humanos, puedes incluir en tu apertura alguno de los siguientes elementos:

Logros académicos

Si eres estudiante o te has graduado recientemente, puedes mencionar alguna beca o mención honorífica que hayas recibido. Por ejemplo: 

“Considero que tengo las competencias interculturales requeridas para el empleo, en gran parte gracias a la beca X obtenida durante mis estudios de grado, la cual me permitió realizar un intercambio en la Universidad de Gante en Bélgica”.  

Objetivo profesional

Nada mejor que un postulante enfocado y que va por lo que quiere. Incluye en tu introducción una meta profesional realista que consideres que puedes alcanzar trabajando para esa empresa u organización. Por poner un caso: 

“Estoy convencida de que trabajando con ustedes como diseñador junior podré perfeccionar mis habilidades de Photoshop y contribuir a nuevas creaciones”.  

Habilidades

Las habilidades técnicas (relacionadas directamente con la profesión) y las personales (características de la personalidad) son claves para destacar en la búsqueda de empleo. Por eso, el primer párrafo puede destacar tu dominio de un programa informático, hojas de cálculo o bien rasgos de tu carácter, como responsabilidad, atención al detalle, etc.  

Admiración 

Si hay una vacante en una empresa u organización que admiras, procura mencionarlo en la apertura de tu carta, sin exagerar ni llegar a un tono emocional. Especifica cuáles son los aspectos que te maravillan de la empresa, o algún éxito que haya tenido. A modo de ejemplo: “Conocí su empresa cuando lanzó al mercado la App X y a partir de ese momento he seguido de cerca el desarrollo de todas sus aplicaciones y programas, a los cuales encuentro audaces e innovadores." 

Anécdota 

Puedes romper el hilo con alguna anécdota breve que te sirva para conectar tu solicitud con el empleo y/o la empresa: 

“Mi pasión por las ventas comenzó siendo niña, cuando pasaba los sábados intentando vender a todos mis familiares y conocidos brazaletes y collares hechos por mí. A partir de allí, tuve claro que debía dedicarme a estudiar Comercialización y Ventas para estar a la altura de trabajar para una empresa exigente y competitiva como X."

Consejo de experto:

Puedes conectarte a través de redes sociales profesionales, como LinkedIn, con empleados actuales o pasados de la compañía o institución de tu interés. Pregúntales por su experiencia y cómo funciona el lugar desde adentro, para conocer más a fondo la empresa y poder crear una introducción poderosa para tu carta.

Enfócate en tus habilidades transferibles

En tu curriculum vitae, podrás colocar como “experiencia” voluntariados, actividades extracurriculares, pasantías y otras tareas que hayan sido tu responsabilidad (colaboración con el negocio familiar, cuidado de hermanos). Sin embargo, en la carta de presentación tendrás que mencionar estas experiencias de manera indirecta, poniendo énfasis en lo que has aprendido de ellas, es decir, en las habilidades adquiridas. Lo mismo sucede con los estudios y certificaciones: importan las habilidades que pueden transferirse al empleo. 

Habilidades técnicas

Comprenden el uso de programas informáticos, el dominio de idiomas, el conocimiento de primeros auxilios, técnicas de dibujo, etc. Puedes haber aprendido estas habilidades en la escuela secundaria, en la universidad o en cursos y talleres específicos, así como en voluntariados o actividades extracurriculares. A continuación, mostramos ejemplos cortos de de párrafos centrados en habilidades para tu carta de presentación sin experiencia: 

“Domino a la perfección los programas Word, Excel y PowerPoint de Microsoft Office requeridos para el puesto de Asistente Administrativo, no sólo gracias a la asignatura de Informática de mi instituto, sino porque trabajé durante dos veranos (2021 y 2022) como voluntario en el comedor comunitario San Francisco en Guadalajara, contribuyendo a redactar notas de difusión, llevar el inventario y control de stock, y elaborar presentaciones visuales y folletos."

“Recientemente finalicé un curso de Branding, que me dio herramientas claves para crear contenidos que plasmen la identidad de los clientes y generar un mayor impacto como Community Manager."

Habilidades personales

Las habilidades personales, sumamente influyentes en el proceso de selección, aparecen en la descripción de la oferta laboral y varían según cada sector y profesión. De hecho, según el Instituto para el Futuro de la Educación del Tecnológico de Monterrey, la carta de presentación muestra al potencial empleador qué podría aportar el candidato además de sus habilidades técnicas y cómo se integraría a la dinámica del grupo de trabajo. (1) 

Aunque estos atributos tienen que ver con tu personalidad, lo mejor es que menciones en tu carta de presentación alguna situación en la que hayas aplicado o aprendido una habilidad personal específica. Por ejemplo, “Me considero una persona con sólidas habilidades de resolución de problemas y pensamiento analítico, en gran parte gracias a mi pasión por los acertijos y los juegos de ingenio”

"Las habilidades personales, sumamente influyentes en el proceso de selección, aparecen en la descripción de la oferta laboral y varían según cada sector y profesión."

Demuestra tu voluntad para aprender 

Cuando presentas tu candidatura para cubrir un cargo que no requiere experiencia previa, queda claro que será un puesto de mucho aprendizaje. Aunque parezca obvio, tienes que expresar esta disposición para adquirir nuevos conocimientos y destrezas de la siguiente manera: 

“Me entusiasma la idea de poder realizar mis pasantías de Psicología en su clínica y poder aprender del equipo de Salud Mental cómo aplicar mis conocimientos teóricos en casos reales y recibir retroalimentación para mejorar mis competencias”. 

“Estaría sumamente agradecido de poder cubrir el puesto de Auxiliar de Contabilidad y ser parte del programa de entrenamiento profesional de su empresa. De mi parte, respondería a esa gran oportunidad con dedicación y disposición para aprender todo lo posible en lo que a cuestiones técnicas y de trabajo en equipo se refiere."

Expresa un entusiasmo genuino

El entusiasmo por sí solo no resulta convincente. Tendrás que demostrarlo expresando tu admiración por la compañía, tus ganas de aprender, tu actitud flexible y adaptable al entorno laboral, y tus objetivos por cumplir. Así, el reclutador percibirá el entusiasmo y la energía que se espera de un candidato sin experiencia. Revisemos este ejemplo para una carta de una candidato inexperto: 

“Como joven interesado en desarrollar una carrera en Logística, aspiro a que el puesto de Operario en carga y descarga me permita mejorar mis habilidades organizacionales, profundizar mis conocimientos de normas de seguridad en el manejo de equipos y aumentar la productividad y eficiencia de su empresa." 

Escribe un cierre poderoso

La estructura de la carta de presentación se puede apreciar en distintos modelos y ejemplos. El párrafo de cierre o conclusión no puede faltar, ya que permite hacer un llamado a la acción y manifestar el interés en tener una entrevista. Además, es oportuno reiterar tus datos, como tu número de teléfono o correo electrónico, para que puedan contactarte. 

No olvides agradecer al reclutador por el tiempo dedicado a leer este documento y enfatizar en que estarás pendiente de su respuesta. Finalmente, despídete amablemente, usando las expresiones clásicas “saludos cordiales” o “cordialmente”.

Puntos claves sobre la carta de presentación sin experiencia

  • La carta de presentación es clave para candidatos sin experiencia que quieran complementar su CV y presentar una solicitud con una fuerte impronta personal. 
  • La carta de presentación aporta información diferente a la del currículum, sobre todo referida a motivación, entusiasmo e idoneidad. 
  • En Jobseeker puedes encontrar plantillas de currículum y carta de presentación con el mismo diseño para mantener la armonía de los escritos. También puedes encontrar ejemplos de curriculum vitae y cartas que sirven como guía. 

Referencias:

(1) García-Bullé, S. Observatorio del Instituto para el Futuro de la Educación. 2019: Cartas de presentación, ¿qué son y por qué los estudiantes necesitan saberlo?

Compartir vía:
Romina Cerutti
Romina Cerutti
LinkedIn
Redactora
Con 10 años de experiencia como copywriter, Romina Cerutti ha escrito más de 100 artículos para guiar a quienes buscan empleo y ayudarlos a conseguir su trabajo soñado.

Gánale a la competencia

Haz que tus solicitudes de empleo destaquen entre el resto de candidatos.

Empezar